¿Viajes por reuniones y eventos? Momento de disfrutar el turismo cultural

¿Viajes por reuniones y eventos? Momento de disfrutar el turismo cultural

Cada día es mayor la cantidad de profesionales enviados para representar a su empresa a diversos lugares, por lo que abundan oportunidades de viajes cuyo objetivo principal es asistir a reuniones y eventos corporativos. Sin embargo, los planes y horarios establecidos por las obligaciones laborales no son un impedimento que signifique dejar totalmente de lado la diversión y el esparcimiento.

Turismo cultural y reuniones y eventos

Existen diversos tipos de turismo, pero sin duda para quienes están de paso por las grandes metrópolis del mundo, lo mejor es añadir el turismo cultural a los viajes de negocios.

Las ciudades inspiran

Visitar lugares históricos como monumentos, plazas y templos, conocer obras de arte recorriendo museos y espacios emblemáticos que esconden la esencia de sus habitantes, permite nutrirse de la cultura del destino visitado.

Generalmente, el turismo cultural encuentra su encanto en los lugares que poseen una hermosa arquitectura, que se ha caracterizado por convertirse en símbolos que representan grandes historias. No extraña entonces que 83% de los viajeros de negocios, según reporte de Skift, exploren las ciudades que visitan durante estos viajes.

Cultura culinaria que encanta

Conocer la gastronomía de la región, sus costumbres y artesanía, son elementos necesarios para descubrir la naturaleza de sus tradiciones. Durante viajes a reuniones y eventos es habitual salir a cenar o explorar las tradiciones culinarias reconocidas de cada país o lugar. Tan solo en Estados Unidos los viajeros de negocios gastan más de 50 billones de dólares anualmente en comida durante sus viajes.

Recorrer los viñedos cercanos, salir en un tour de tapas por la ciudad o incluso, ser parte de la tendencia de explorar como un local, son incentivos atractivos para quienes viajan por pocos días a un destino, pero que poseen curiosidad.

Entretenerse no tiene por qué ser un inconveniente, los horarios de los paseos se pueden ajustar al tiempo libre que marque la agenda, y aunque originalmente sea un viaje de negocios, es posible crear hermosos recuerdos y adquirir nuevas enseñanzas.

96% de los viajeros resaltan que, durante sus viajes bleisure, han ganado experiencia y conocimiento cultural. ¿Por qué no atreverse a explorar durante un viaje corporativo o una convención? Las ganancias pueden ir más allá de un buen contacto y un contrato.

Compartir