Los planes del turismo para superar la crisis del COVID-19 - Turavion

Los planes del turismo para superar la crisis del COVID-19

Sin duda que la industria del turismo ha sido una de las más golpeadas a raíz de la pandemia causada por el COVID-19. De hecho, fue una de las primeras en paralizar sus actividades, debido al abrupto y escalonado cierre de fronteras alrededor del mundo.

Los costos serán cuantiosos y según estimaciones de la Organización Mundial del Turismo unos 100 millones de puestos de trabajo se perderían, afectando líneas aéreas, aeropuertos, hoteles, restaurantes, cruceros, agencias de turismo y comercio minorista, entre otros servicios relacionados alrededor de todo el mundo.

No obstante, en la industria del turismo ya saben de crisis y esta vez no caerán tan fácilmente a la lona, como fue con la crisis provocada en el sector, tras los atentados de las Torres Gemelas en 2001.

“En aquella oportunidad, la situación nos sorprendió totalmente, y nos tomó algún tiempo poder aunar criterios y establecer una coordinación estrecha entre los gobiernos y el sector privado; hubo grandes cambios en los protocolos de seguridad de llegada y salida en los aeropuertos; sin embargo la reactivación se dio de manera gradual y sostenida, y a las pocas semanas ya retomábamos los viajes”, explica Alejandra Rivas, Head of Account Management de Turavion.

Luego, en 2008/09, vino la crisis económica y también el golpe fue duro, pero ya se tenía camino avanzado y lecciones aprendidas. Si bien ahora estamos frente a una crisis sanitaria a nivel global nunca antes vista, en la industria del turismo están conscientes que algún día pasará y hay que estar preparados.
Así lo entendió el Consejo Mundial de Viajes y el Turismo que lanzó en mayo una serie de protocolos globales para facilitar la coordinación de los distintos actores y reimpulsar el turismo, poniendo el foco en garantizar la salud y seguridad de los viajeros y trabajadores del sector.

De la misma forma, IATA, en un esfuerzo de centralizar la información mundial sobre el estado de regulaciones de diferentes países, ha dispuesto un sitio de seguimiento de situacion COVID-19 a nivel global.

“En un mundo tan globalizado e interdependiente como el que tenemos hoy, es tremendamente necesario que los aspectos de seguridad en toda la cadena de distribución sean informados de manera oportuna y eficiente. Gran parte de las líneas aéreas, hoteles y otros servicios relacionados han levantado nuevos y poderosos protocolos de sanidad, lo que ayudará sin duda a generar la confianza necesaria a todos aquellos pasajeros que requieren volver a viajar ya sea por necesidades de negocio o personales; y es esta confianza la necesaria para reactivar la industria, además de las regulaciones que imponga cada país”, recalca Alejandra Rivas.

Viajes locales y las “burbujas” debido al COVID-19

La reactivación del turismo a nivel global en los parámetros que lo conocíamos dependerá, por supuesto, de la situación sanitaria y que tan controlado se tengan los contagios en los distintos puntos del planeta. En este punto, resultará clave el desarrollo de una vacuna para el COVID-19. Pero bueno, para eso falta bastante. ¿Y entretanto? El turismo buscará su camino.
Mientras no sea seguro viajar a otros países o continentes, será el turismo local el que tendrá que ser potenciado y, cómo no, los viajes en auto. ¿Las casas rodantes volverán a ser furor? ¿El arriendo de autos será más demandado? Veremos.

Pero lo que sí es probable, en este nuevo escenario, es que las economías tendrán que recomponerse desde dentro y el turismo interno puede ser un gran motor con ese objetivo.

“Desde Latinoamérica debemos ir observando cómo se van reactivando aquellas regiones que ya han logrado avanzar en el control del virus, poniendo mucho énfasis en la importancia del autocuidado que deben tener los mismos pasajeros, sumado al gran compromiso de sanidad y seguridad que han levantado todos los actores de esta industria, esto es sin duda una gran tarea de todos”, advierte la Head of Account Management de Turavion.

La creatividad y la búsqueda de alianzas siempre son buenas alternativas ante escenarios adversos como este. Así, por ejemplo, en Nueva Zelanda y Australia entendieron que a corto plazo la única alternativa serán los viajes regionales, por lo que anunciaron que impulsarán las “burbujas de viajes”, una especie de corredor que permitirá las visitas entre estos dos países, siempre y cuando sea seguro hacerlo.

Aún está por verse cómo seguirá el curso de los acontecimientos, pero ya sabemos que la industria del turismo no se quedará de manos atadas. Por el momento, resiste los golpes, pero ya prepara su contraataque.

Compartir