5 ideas para sorprender a tus clientes en un viaje de fidelización - Turavion

5 ideas para sorprender a tus clientes en un viaje de fidelización

La adquisición de nuevos clientes es más costosa que trabajar en torno a aquellos que ya están familiarizados con la marca. De hecho, se estima que adquirir nuevos consumidores puede ser hasta 4 veces más caro que enfocarse en el público habitual. De ahí la importancia de estrategias como el viaje de fidelización.

Para que esta estrategia sea más efectiva, durante su desarrollo es muy recomendable darles a los clientes un trato preferencial y poner en práctica algunas ideas que los sorprendan, como las siguientes:

1. Desayunos especiales

Es una nimiedad, pero es algo que ningún cliente se espera, aun cuando sea consciente de que es parte de un viaje de fidelización. Lo importante es que sea de gran calidad y de su completo agrado, algo de lo cual usted puede asegurarse en base a encuestas o conversaciones directas con sus clientes.

2. Tocar sus fibras emocionales

La idea es establecer un vínculo emocional. Al respecto, las acciones a realizar van desde la celebración del cumpleaños -con pasteles y similares- hasta el brindis por un ascenso o logro personal. En ese sentido, en el mercado existen agencias de viajes especializadas organizar viajes de incentivo, con lo que la realización de este tipo de actividades -al apoyarse en expertos- será más fácil y con resultados de excelente calidad.

3. Un recorrido turístico

Uno de los imperdibles de cualquier viaje es conocer los parajes turísticos más importantes del destino. Si no excede el presupuesto, se puede pensar en llevar a los clientes a algunos de los puntos más importantes y, así, hacerles pasar un momento inolvidable.

4. Invitación a un evento durante el viaje de fidelización

Si durante el viaje hay algún concierto, obra de teatro o cualquier otro evento importante, se le puede regalar a los clientes entradas preferenciales para asistir.

5. Recuerdos del viaje

Todo destino turístico tiene un mercado de artesanías y productos locales que los turistas compran como recordatorio. No está de más entregarle a los clientes algún presente, un detalle económico pero significativo, a fin de que pueda ser incluido en el presupuesto disponible.

Un viaje de fidelización puede ser una experiencia única e irrepetible, con beneficios evidentes para su empresa. Al hacerlo, son altas las probabilidades de generar nuevas oportunidades de negocio, pudiendo generar un impacto positivo en las empresas que realizan este tipo de acciones. El consejo es apoyarse en expertos -como Turavion- para asegurar el éxito del cometido.

Compartir